Sanar el espíritu, la mente y el cuerpo

Las adicciones hacen daño al espíritu, la mente y el cuerpo de una persona. La verdadera recuperación se centra en la sanación de todos estos diversos aspectos que nos hacen ser quienes somos. Es solo mediante la expiación de Jesucristo y Su evangelio que podemos ser sanados plenamente y quedar libres de las ataduras de la adicción. Vea estos tres videos acerca de la sanación del espíritu, la mente y el cuerpo.

La recuperación es posible

Hay quienes creen que las adicciones no son más que malos hábitos que se pueden superar con la simple fuerza de voluntad, pero son muchos los que caen en una dependencia tal de una conducta o de una sustancia, que ya no ven la forma de librarse de ella. Sin embargo, por medio de Jesucristo y Su expiación, usted puede recuperarse y disfrutar de todas las bendiciones del Evangelio.

Le invitamos a unirse a nosotros en el estudio y la aplicación de los principios del evangelio de Jesucristo. Al seguir este camino con un corazón sincero, hallará el poder necesario para superar la adicción. El Salvador le fortalecerá y usted “[conocerá] la verdad, y la verdad [le] hará libre” (Juan 8:32).

 

 

Confidencial

Buscar ayuda puede resultar difícil. Al acceder a este sitio y conforme vaya asistiendo a las reuniones, su participación será enteramente confidencial y no se compartirá con nadie más. Cuando usted esté listo, podría decidir si desea incluir a otras personas en su camino hacia la recuperación.

“Les testifico que su cuerpo, mente y espíritu pueden transformarse, ser purificados y sanados, y serán librados”.
-Elder M. Russell Ballard, October 2010 general conference

Los 12 pasos

Los doce pasos del Programa para la recuperación de adicciones se basan en los principios del Evangelio con el fin de ayudar a las personas a superar la adicción por medio de la Expiación. Los pasos contienen explicaciones de principios, sugerencias prácticas para su aplicación y preguntas de “comprensión” relacionadas con cada paso.