Para los líderes de la Iglesia

“Los líderes del sacerdocio pueden ayudar cuando los adictos busquen su consejo. De ser necesario, pueden derivarlos a un consejero capacitado y autorizado, y a los Servicios para la familia SUD. El programa para la recuperación de adicciones adaptado de los doce pasos de Alcohólicos Anónimos está fácilmente disponible mediante los Servicios para la familia SUD” (M. Russell Ballard, ​“¡Oh ese sutil plan del maligno!”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 110).

La recuperación de una adicción siempre es un proceso lento. Como líder de la Iglesia, demuestre su confianza en la persona y sea comprensivo, si la persona experimenta retrocesos. Quienes luchan con adicciones pueden sentirse indignos y desanimados, por lo que pueden dejar de asistir a la Iglesia. Una visita inmediata para darle ánimo y apoyo puede ayudarle a tener éxito. Infunda esperanza y aliento, especialmente cuando el miembro se está esforzando (véase Predicad Mi Evangelio, págs. 203–204).

Además, usted puede ponerse en contacto con la oficina de Servicios para la Familia SUD (donde esté disponible) para consultar en forma gratuita sobre cómo ayudar a las personas que usted guía.

La guía del programa

Los líderes de la Iglesia pueden utilizar la Guía para la recuperación y curación de adicciones al trabajar con miembros que luchan con la adicción. En sus conversaciones, analicen los pasos y los principios del programa, estudien juntos las secciones y haga asignaciones del libro. La guía puede servir de marco para trazar el progreso hacia la recuperación. Los 12 pasos utilizan los principios del Evangelio para ayudar a los miembros a superar la adicción mediante la Expiación. Use la guía para ayudar a los miembros a venir a Cristo. La guía se encuentra disponible en formato MP3, en PDF, Braille o impreso y encuadernado en más de 20 idiomas.

Reuniones de recuperación

Los líderes de la Iglesia pueden alentar a los miembros que están aconsejando, a que asistan a las reuniones de recuperación. Los líderes y otros miembros pueden asistir también a las reuniones y pueden ayudar a que el miembro que asiste a una reunión se sienta cómodo.

Las reuniones son gratis y confidenciales, y no requieren una recomendación. En estas reuniones, los miembros se brindan apoyo y ayuda unos a otros. Los familiares que también padezcan por las adicciones de sus seres queridos pueden beneficiarse al asistir a las reuniones de apoyo.

Busque reuniones usando Encontrar una reunión. Si desea solicitar una reunión en su Área, póngase en contacto con la Oficina local de Servicios para la familia SUD (en los Estados Unidos y Canadá) o con el Gerente de Bienestar del Área.

 

“Hay esperanza para los adictos, y esta esperanza llega mediante la expiación del Señor Jesucristo”.—Élder M. Russell Ballard, Conferencia General de october de 2010